Juegos y otras actividades pueden potenciar al máximo y / o mejorar las capacidades cognitivas y socioafectivas del niño de 0-6 años.Imagen relacionada

¿En qué casos?

Si se observa retraso madurativo.

Prematuridad.

Enfermedades congénitas.

Retraso en el habla y el lenguaje.

Dificultades motrices, etc.